jueves, 12 de julio de 2012

¡Terminelá con el Estarbac!


Volvamos a los bares con cortinas anaranjadas, 
mesitas de madera con manteles cuadrillé; 
con mozos atentos y pelados, 
un televisor apagado 
y cuadritos colgados por doquier.


Volvamos a los bares donde la moda mira la hora 
y la juventud no adolesce, 
donde el mate es siempre amargo 
y el café en tasa prevalece.


Volvamos a esos bares de colores opacos, 
que no necesito tanto brillo pa' contar mis problemas, 
porque mientras más incandescente tu lamparita, 
más introvertida se me pone la lüenga.


Volvamos a los bares de otros tiempos, 
porque pa' moderno, 
ya tengo el celular.


¡Joder!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada